"Día del Maestro"

14-01-2019

Hoy más que nunca necesitamos conectarnos con nuestra esencia como formadores de futuro y garantes de esperanza. Los maestros y profesores estamos llamados a irradiar entusiasmo en tiempos de desolación, y esto solo es posible desde la vocación y compromiso con nuestro ejercicio profesional.

Compartimos unas palabras AL EDUCADOR IGNACIANO, del P. Jesús Orbegozo sj, Rector del Colegio San Ignacio:
 

Al Educador Ignaciano 

Al comienzo de este nuevo año, quiero hacer un reconocimiento a todos los educadores del Colegio que con su esfuerzo y dedicación, del día a día, han hecho y siguen haciendo posible que se mantenga firme la Misión del Colegio.

No gozamos hoy de un horizonte claro de país, ni tampoco tenemos la respuesta más adecuada para lograr seguir siendo una institución que forme jóvenes conscientes de su realidad, competentes, con la sensibilidad necesaria para comprometerse en la transformación de nuestra sociedad en paz y justicia. Este sigue siendo nuestro gran reto.

Para ser coherentes con nuestra Misión y con nuestra responsabilidad, nos corresponde continuar dando pasos para profundizar en nuestra identidad ignaciana, con sabiduría, con tenacidad y con audacia, dando nuestra contribución a la construcción de Venezuela, para que todos podamos sentarnos en la misma mesa, sin exclusión alguna.

En esta gran tarea educativa, hay actitudes y cualidades personales que nos definen como educadores ignacianos:

  1. Acogida, que sale al encuentro de sus alumnos, los busca, con un gesto de profunda acogida.
  2. Discernimiento, para que los alumnos se entiendan a sí mismos, que comprendan lo que les acontece, a entender su entorno, a prepararlos para que vayan haciéndose responsables de sus vidas.
  3. Presencia, estando siempre al lado del alumno, acompañando, escuchando, dando vida a tanta soledad.
  4. Testimonio, con coherencia entre lo que hablamos y actuamos, mostrando lo que uno es, lo que uno cree.